radiografía digital para la industria RAISA

Usos de la radiografía digital industrial

Se le llama radiografía a la generación de una imagen de la estructura interior de un cuerpo u objeto, utilizando Rayos X. Estamos familiarizados con la toma de radiografías para diagnóstico médico. Sin embargo, solo los que se encuentran en el medio conocen el uso de radiografías para uso industrial. 

La radiografía industrial utiliza Rayos X para capturar imágenes de componentes metálicos e inspeccionarlos. Esto generalmente forma parte de los procesos de control de calidad en fábricas y ensambladoras de la industria automotriz, aeroespacial y química, entre otras.

Existen dos tipos de radiografías para uso industrial. Una es la convencional, que utiliza película física para plasmar la radiografía. Por otro lado, se encuentra la radiografía digital, que utiliza un panel digital para capturar y guardar la imagen que se podrá analizar directamente en la pantalla de una computadora.

La tecnología de radiografía digital ha avanzado tanto que permite sacar imágenes 3D con equipos de Tomografía Computarizada (CT). Asimismo, brinda una mejor resolución y flexibilidad de perspectiva para, no solo detectar defectos en piezas, sino:

  • Comprobar si existen discontinuidades internas
  • Verificar espesores en tuberías
  • Analizar obras de arte
  • Medición de espesores en tuberías y componentes
  • Medición de áreas de porosidad
  • Detección de grietas
  • Detección de humedad en aluminio aplanado
  • Facilita la identificación de corrosión tipo “Pitting”

Beneficios

Una de sus principales ventajas de la radiografía digital industrial es que se cataloga como un ensayo no destructivo. Es decir, no altera de ninguna manera el producto. Esto resulta perfecto tanto para la seguridad del personal como para la seguridad e integridad de cada pieza que se analice.

Por otro lado, la radiografía digital resulta más económica que la radiografía convencional pues no utiliza consumibles (película). Además, al enviar la radiografía directamente a una pantalla de computadora, esta se guarda automáticamente, creando una base de datos. Y, gracias a la practicidad de las computadoras, la radiografía puede ser analizada más rápidamente por todo el personal necesario, ya sea en el lugar o enviando la imagen vía internet.

En RAISA contamos con diferentes servicios y venta de equipos para tus necesidades. Contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.