mitos equipos inspección por rayos x raisa

Photo: bibiphoto / Shutterstock.com

A medida que la física ha ido avanzando, se ha aprendido a manejar la radioactividad para el beneficio de la sociedad. La aplicación más conocida de la radioactividad está en el sector médico, en el cual se utilizan radiografías diariamente, así como tomografías e incluso terapias radiactivas. Sin embargo, las aplicaciones actuales de la radiación son variadas, destacando la inspección por Rayos X de materiales y alimentos.

Desde aduanas hasta fábricas de manufactura y empacadoras pueden utilizar el método de inspección por Rayos X para diferentes cosas. Entre ellas están el detectar elementos contaminantes en los productos para asegurar su calidad, conocer la composición de objetos para evitar contrabando en grandes cargos, y separar productos fallidos sin tener q¡ue separar un lote completo. 

Si bien este método es ya ampliamente utilizado, se siguen teniendo reservas sobre su efectividad y seguridad. Por ello, a continuación aclaramos las ideas erróneas más comunes.

Sobre los equipos de inspección por Rayos X

  • Afectan la comida o productos que se inspeccionan con ellos

Debe quedar claro que, para que un objeto o alimento se vuelva radiactivo, tendría que tener en su composición metales pesados o partículas radiactivas. Para ello, tendrían que estar en contacto con suelo o agua radiactivos. 

Al radiar un objeto o alimento, la radiación lo atraviesa o rebota, pero nunca se queda dentro. Por lo tanto, al utilizar un aparato de inspección por Rayos X, los alimentos u objetos no se ven afectados de ninguna manera.

  • Su uso es peligroso para el operador

Los equipos de este tipo no utilizan una fuente emisora de radiación (elementos nucleares, isótopos radiactivos), sino que la radiación se produce de manera eléctrica. De esta manera, la radiación es controlable y en cantidades más bajas que las de una radiografía dental o incluso la radiación de la luz solar. 

Por otro lado, los aparatos tienen múltiples capas de protección para el operador. Primero, están diseñados con materiales de alta densidad. Segundo, se instalan en gabinetes de materiales especiales que sirven como un segundo blindaje para el operador. Al ser tan seguros de operar, los equipos EAGLE en México y alrededor del mundo, no requieren de un personal altamente capacitado en seguridad radiológica.

  • Tienen un tiempo de vida limitado

Como todo equipo de trabajo, estos aparatos tienen un tiempo de vida. Sin embargo, en este caso no significa que el equipo deje de funcionar, sino que otros con tecnología más avanzada los reemplazarán. Con el debido mantenimiento preventivo anual, un equipo de inspección por Rayos X seguirá funcionando. 

En RAISA contamos con los equipos más completos de inspección de Rayos X, así como asesoría y capacitación seguridad radiológica para tu empresa.

Contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *