Movilidad, conexión, accesibilidad y abastecimiento, son solo algunas de las actividades indispensables para la vida y el desarrollo que depende del uso de las máquinas térmicas.

Una máquina térmica es un dispositivo que trabaja de forma cíclica y cuyo objetivo es convertir calor en trabajo, para ello hace uso de sustancias como vapor de agua, aire o algún combustible.

Las máquinas térmicas no son un tema de uso únicamente industrial, ya que están presentes en casi todas las actividades de la vida diaria y en nuestros hogares. Desde que llegamos por la noche del trabajo y prendemos la luz hasta el momento en que abrimos el refrigerador y encontramos los alimentos en buen estado, mismos que llegaron a nuestra mesa gracias a la incansable actividad que realiza la industria alimentaria, donde las máquinas térmicas tienen una gran participación por los efectos que tienen en la producción de fertilizantes.

Fue a finales del siglo XVII, cuando se dieron a conocer los primeros conceptos y funciones de las máquinas térmicas, calificadas como el conjunto de elementos mecánicos que hicieron posible la transformación de calor en energía mecánica y viceversa. Las máquinas térmicas son el dispositivo que más ha contribuido al desarrollo tecnológico, pues es la base de gran parte de los sectores económicos del mundo.

La energía eléctrica es uno de los recursos más usados por el hombre, es por eso qué en dicho sector las máquinas térmicas representan una de las más grandes contribuciones ya que generan gran parte de la energía que se utiliza a nivel mundial.

Actualmente más del 90% de la electricidad del mundo se genera a través de turbinas de vapor en las centrales térmicas y nucleares, mismas que convierten calor en trabajo. 

El sistema de transporte que actualmente se utiliza para conectar al mundo: aéreo, terrestre y marino depende en su totalidad de las máquinas térmicas para su propulsión y funcionamiento.

Invariablemente una máquina térmica funciona quemando combustible, para aprovechar la energía térmica que desprende y convertirla en energía mecánica (movimiento).

Las investigaciones sobre la Termodinámica son el resultado de la constante necesidad de aumentar la cantidad de trabajo producido para una determinada cantidad de calor absorbido.

El desarrollo de las máquinas térmicas representó un parteaguas en el crecimiento y la conexión del mundo entero, hasta la fecha el principio de su funcionamiento es la base de cualquier máquina generadora de energía.